LA VIDA EN SUEÑO

LA VIDA EN SUEÑO
BLOG DEDICADO A LOS QUE VEN LA VIDA COMO UN SUEÑO
Loading...

viernes, 16 de mayo de 2008

SIMULACRO


El pequeño gnomo entró en la tienda, asomó su cabecita al mostrador, al que apenas llegaba al borde, movió sus ojitos en derredor de su cavidad oftálmica en un giro completo y dijo: SIMULACRO.

El imponente tendero detrás de aquella barra y desde su altura, lo miró, le preguntó si sabía el significado de la palabra a lo que el gnomo asentó con la cabeza.
El tendero se introdujo detrás de una cortina azul y volvió con un largo tubo grisáceo, sellado en sus dos extremos.

El gnomo cogió el tubo, lo apoyó sobre uno de sus hombros y salió de aquella tienda caminando en forma suave apoyando primero el taco de su bota luego todo su pie en una forma cadenciosa hasta llegar a la punta, como dibujando un paso cansino.
Luego de un largo caminar, al llegar a un bosquecillo, se sentó, apoyó su espalda sobre un árbol, puso el tubo sobre sus piernas, lo miró, sonrió y en unos minutos se quedó profundamente dormido

Al despertar, lo hizo en Nayaf, ciudad receptora de peregrinación. Desde ese mismo momento el gnomo se convirtió en Harun-al Rashid, el barbado Rashid caminó por el valle de la paz, pasó por Dhi qar en dirección al puerto de al-basrah, allí, a orillas del rio shatt-al-arab. se encontró con Simbad en Alf layla wa-layla y le entregó el tubo.

Este abrió el sello de una de sus puntas y antes de abrir el otro extremo miró fijamente con sus ojos negros al gnomo que había dejado de ser Rashid. Procedió a abrirlo esbozando una sonrisa, su boca sonreia y sus ojos también lo hacían.

Al hacerlo, salió un humo blanco que pobló todo el puerto, así se formo una palabra en el cielo: mise en abyme, todo el cielo se nubló, luego como si hubiera caido la tarde, todo se volvió rojizo, de un rojizo tenue, difuminado.

En Bagdad todo se volvió sonrisa, mariposas y flores. La pugna se desvanecía.
Grupos antagónicos se abrazaron, lo hostil fue una guerra fingida, el simulacro convirtió al combate en la ficción de guerra. Era guerra de paz.

No hay comentarios: